Paradoja Boliviana

Al mismo tiempo que la versión oficial del gobierno boliviano es que el primer año del mandato de Evo Morales fue todo un éxito, todos los ministros presentan su renuncia y un nuevo equipo es posesionado.

La contradicción fundamental consiste en que si todo va bien, ¿cuál es el motivo para hacer cambios?

En toda organización, privada o gubernamental, cambios en la cúpula son generalmente costosos y paralizantes, a menos que la persona cambiada esté cumpliendo tan mal papel que el cambio sea inevitable. Ahora que tenemos nuevos ministros, es de esperar que se nombrarán nuevos vice-ministros, nuevos asistentes al vice-ministro, nuevos asistentes del asistente, nuevos secretarios, sub-secretarios, y hasta mensajeros. La poca experiencia acumulada en un año de gobierno será echada por la borda, y los nuevos funcionarios tardarán meses en aprender como ejercer su cargo con eficiencia.

Los cambios seguramente causarán nuevas disputas internas en el MAS entre quienes consideran que es su turno gobernar.

Si hay algo que los bolivianos entendemos, es que la falta de continuidad en la administración pública y el reparto de cargos por motivos polí­ticos han sido causas fundamentales de nuestro atraso. Entonces me pregunto, ¿en qué se diferencia el gobierno de Evo de todos los gobiernos anteriores?

This entry was posted in Bolivia, Polí­tica. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>